jueves, 5 de febrero de 2015

Perdón y gracias "Yo del futuro".

¡Hola! Te escribo esto “yo del futuro” para decirte que a medida que va pasando el tiempo te habrás equivocado miles de veces, habrás buscado respuestas a preguntas que nos hicimos de pequeño. Ciertas preguntas ya sabrás las respuestas pero de la mayoría seguirás buscando más respuestas.

En todo el proceso de la niñez y de la adolescencia hemos pasado por varios momentos complicados, pero no nos hemos rendido y hemos seguido hacia delante, hemos llorado, hemos peleado y hemos sufrido… pero eso nos ha servido para darnos cuenta que levantarse es una de las mejores maneras de seguir luchando por nuestra felicidad.

Hemos conocido a varias  chicas a cada cual peor que la anterior, pero no todas son así, simplemente que no ha aparecido la chica que de lo mismo que tú sueles dar, pero sé que la encontraras y serás feliz, tendrás hijos y una buena familia (espero) pero de momento estoy viviendo la vida cada hora con sus minutos y segundos.

Ahora mismo estás en una duda muy grande que no sabes cómo va a terminar, he encontrado a una chica que está dando todo por mí, mientras que la otra no da nada de si… y te preguntaras “¿Por qué no te quedas con la que está dando todo por ti?” simplemente porque tengo hecha una promesa y ya sabes que somos hombres de palabras.

Pero trataré de elegir bien para que el proceso del futuro nos vaya muy bien, he de decirte que poco a poco me estoy cansando de aguantar tantas tonterías y de que me hagan el lío como si yo fuera un tonto. Algún día se dará cuenta que ha perdió una parte de su bienestar.

En el proceso de la adolescencia hemos dicho que no nos convertiríamos en “aquellos” chicos, pero es inevitable cambiar… pero no hemos cambiado por seguir la moda, no, hemos cambiado porque hemos querido nosotros mismos. Espero que a medida que va pasando el tiempo estemos cambiando para nuestro bien y no para el de los demás.

Espero que leas esto y digas “tranquilo, hemos dado con la que realmente merece la pena. Hemos conseguido nuestras metas y hemos tenido la familia que hemos querido”

Te pido perdón por los errores cometidos, por las decisiones mal tomadas y por los caminos mal elegidos. Créeme ahora mismo lo estoy dando lo mejor de mí, pero hay veces en el cual la vida nos supera, espero que tengas los años que tengas me sepas perdonar… que perdones a este adolescente que dice tener las ideas claras pero realmente no las tiene, que me perdones por hacer daño a alguien cuando hemos dicho que no le queremos hacer daño.


Bueno… aquí es todo lo que te puedo decir ahora mismo, tal vez me haya guardado algo pero es mejor así. Espero que te vaya todo muy bien en ese futuro feliz que espero tener, un placer y un fuerte abrazo “yo del futuro”.