lunes, 2 de febrero de 2015

Un punto y seguido.

He de decir que he visto a personas llegar a morir por otras, he visto matar por amor, hacerse daño por el simple hecho de amar.

Todo es un suceso de infortunios o que se llevan a cabo por la palabra “amor" o por el sentimiento de amar.
Si alguna vez llegas a amar hasta tal punto de matar, de hacerte daño o de sufrir mentiras dichas por una boca sucia, ese día te puedes dar por perdido.

Si en tu vida alguna vez has amado o querido a alguien nunca llegues a estos extremos, simplemente por el hecho de que no serás feliz. Puedes pensar que esa persona es la indicada para ti y sí, tal vez lo sea pero antes debes de ver sus acciones hacia a ti.

¿Alguna vez ella o él ha dado sus horas por ti? ¿Alguna vez ella o él te ha dado tu mismo cariño? ¿Alguna vez ha sido la primera o el primero en decir que tiene novio o novia? 
Por estas cuestiones uno puede llegar a pensar que la otra persona no siente nada.

Pero en este juego el que pierde es el que llega a enamorarse hasta el punto de sentir celos por todo lo que haces, dices y piensas. Pero ojo, si eres tú el que sientes ciertos celos eres un puto crío o cría por sentir celos donde no los hay...

Pero también he de decir que todo está hecho a medida para que te des cuenta de que todo no es tan real como en las películas, series o incluso dibujos.

Con lo bien que vendría tener el mismo cariño que das, las mismas palabras dichas por la boca perfecta, los mismo sentimientos por tu media naranja. Pero no, la vida te enseña que todo no puede ser así, te enseña que la realidad es mucho más difícil en este mundo cruel.

Te enseña que las chicas prefieren un tío “canchas" a un chico que le de cariño, te enseña que los tíos prefieren una chica delgada y qué esté “buena" antes qué a una chica que le de cariño y que tenga las ideas claras.

He de deciros que en esta sociedad todavía queda gente contraria a ellos, todavía hay gente que prefiere los sentimientos que la apariencia exterior.

Por último tengo que decir que si tenéis novio o novia dad el mismo cariño que el que os dan ellos  nunca des más, si no dan cariño tampoco des tú, simple y sencillo.