miércoles, 4 de marzo de 2015

Me lleváis a la locura.

Soy un completo idiota por pensar que una chica podía ser la solución a uno de mis mayores problemas, pero la verdad es que no, no es la solución incluso me atrevería a decir que me ha complicado le día a día.

A partir de este momento prefiero estar solo, pasar de crías que se creen adolescentes, de chicas que no ven lo que haces por ella, que no te den cariño cuando tienes problemas, perder la ilusión de la vida por tonterías...

Gracias por devolverme el corazón gris oscuro después de haberlo pintado de rojo carmín. Eres un decepción más y tal vez una de las peores que haya tenido y también la más patética. No has visto que he dejado pasar a varias chicas por ti, que hice lo imposible para verte feliz cuando estabas triste, que perdí horas hablando contigo, pero bueno que te deseo lo mejor del mundo ahora mismo.

Mientras tanto yo seguiré con mi promesa, voy a estar siempre y cuando tengas algún problema pero no voy a estar cuando estés alegre porque me va a doler como una puñalada.

Hubiera estado bien el haberme callado y no haberte hablado en mi vida, sí, me arrepiento de eso y yo no soy de arrepentirme de las cosas.

Que más puedo decir que una vez más he acabado por los suelos, una chica que me dijo que no me haría daño, lo ha hecho, la otra que me dijo que me busque alguien normal, y ese alguien norma se fue... ¿Qué tengo que hacer para volver a sonreír? ¿Qué tengo que hacer para volver a soñar?

Esta es la última vez que nos decimos adiós. Esta es la vez que nos decimos buenas noches.

Y por último, este pequeño proyecto se ve finalizado aquí, pero por una período indefinido, volveré.